diciembre 27, 2011

Carta de una sierva de Allah




Quiero decirte que por amor a ALLAH,
He dejado todo atras,y he dejado personas,sitios,modas,bailes...
Que todos los días sentía que me faltaba algo…
Y entendí… que era yo que le faltaba a ALLAH…porque él nunca me falto a mi…
Luego encontré increíblemente màs libertad en el ISLAM
Que en cualquier otra forma de vivir….
Que llevo con mucho orgullo mi HIJAB (velo)…. En vez de sentir pena por el…
Y siendo REVERSA en esta hermosa RELIGION,
Y no FANATICA como muchos dicen…
No he sido ni obligada ni oprimida, ni ofendida
Y que al contrario de esto encontré, respeto, honestidad,
Valores, honor, amor y comprensión,
Que por todo esto digo con mucho orgullo,
“El ISLAM es mi estilo de vida y mi RELIGION”.
Y me atrevo a decir que por fin tengo paz en mi vida
Y que no hay un sueño más lindo que el paraíso,
Que amo y aprecio mas la palabra hermano(a)…
Porque antes solo tenía los de sangre,
Ahora tengo miles y miles…
Que la palabra generosidad me hace vibrar de emoción…
Y que el dar sin esperar nada a cambio…
Me ha traído más bendiciones de las que yo esperaba.
Por amor a ALLAH.
Mi corazón y mi alma también cambiaron
Deje atrás todo lo que no me dejaba ser feliz…
Y aun que vivo en un país NO ISLAMICO
Me esfuerzo todos los días por llevar mejor mi RELIGION
Porque sé y soy consciente que no soy perfecta
Y que no lo seré… Perfecto solo ALLAH
Pero si quiero ser mejor persona…
Por él y por mí.

Por eso a veces es muy triste como reversa
Que intenten desviarme…
Porqué ser musulmana me ha causado muchos esfuerzos
Que agradablemente los he hecho.
Por ALLAH… todo…
Y te escribo para que sepas lo importante
Que es el ISLAM en mi vida,
Para que veas que lo entregue todo por lo mejor del mundo,
ALLAH y EL ISLAM
Que espero de corazón que sientas que valgo mucho
Y que no necesito una nacionalidad, para ser musulmana…
Eso es de ignorantes…
La primera palabra del Sagrado Corán que fue revelada es:
“Iqraa=leer”
Iqraa bismi rabika ladi khalak
(Lee en el nombre de tu sustentador que te ha creado)
Yo también fui y quizás soy ignorante en muchas cosas
Pero leo, porque seré ignorante un tiempo, no siempre.

El ISLAM no me limita a ser mujer ni a sentirme feliz
El ISLAM me hace profundamente vivir cada dia
Porque como mujer, soy amada, respetada y valorada
Y si me cubro, lo hago por respeto a mi misma…eso es el HIJAB (velo) respeto.
Así que mi mensaje para ti es:

SI QUIERES SER REALMETE LIBRE Y FELIZ…
QUIERETE, VALORATE, RESPETATE… LEE, APRENDE… ABRE LOS OJOS AL MUNDO… UNETE

Autoría: Desconocida

octubre 13, 2011

Dedicado para tí querid@ creyente



A veces el camino es difícil, los obstáculos abundan y la voluntad flaquea...

A veces todo se vuelve oscuro y no ves salida...

A veces la rendición es mostrada como solución...

A veces o muchas veces quieres dormir sin despertar...

A veces tus fuerzas ya no dan mas....

A veces deseas tirar la toalla y renunciar...

Y solo en tu fe en Al-lah, encuentras el poder y la fuerza para continuar...

Subhanalah

Recuerda que AL-LAH es grande, que la felicidad es alcanzable, que todo es posible si de verdad quieres conseguirlo, porque en el fondo nada ni nadie puede impedirlo si tu confías en ÉL !!!

 iluminará tu camino, te dará la fuerza para soportar, vencer y lograr tu fin !!!

Recuerda que su perdón es infinito que Su mano esta tendida a quien quiera.

Que esta vida no es mas que un puente donde tu eres un viajero de camino a su morada !!!

Insistir y perseverar es la receta del éxito. Tras caerte, mira arriba
y si no ves una mano no quiere decir que no este ahí, porque no solo lo que vemos con los ojos existe, hay cosas que solo el Corazón ve y que solo el

Espíritu siente !!!

Lucha tras lucha ganaras la sabiduría que en tu viaje te ayudara a alcanzar la otra orilla !!!

Que tus provisiones sean la taqwa y la esperanza !!! CONFÍA !!!

Mano en mano todos iremos hacia delante, viajeros andantes con la mirada fija en la meta propuesta !!!

Lucharemos todos juntos contra nuestras debilidades que nos quieren arrastrar al abismo!!!

Por eso:

Se paciente que tus amados te esperan sonrientes esperando tu llegada !!!

Se por ende a la altura de sus espectativas !!!

Se el eslabón de la cadena de la verdad !!!

Se lo que debes ser !!! Un verdadero musulmán !!!

Eres la esperanza del pasado y constructor del futuro !!!

No pierdas tiempo y Actúa !!!

Autoría desconocida

-Publicado en: http://musulmanas.org/showthread.php?t=13344

Carta abierta para mis herman@s musulmanes



{Ciertamente eres de una naturaleza y moral grandiosas.} [Corán 68:4]

Amo a los musulmanes conversos. Ellos son los mejores de todos los musulmanes porque se acercaron al Islam con humildad, con asombro, con hambre de aprender y practicar su Din, pero lo más importante, llegaron al Islam sin ningún complejo. Ellos llegaron esperando encontrar la prometida y legendaria “hermandad en el Islam”.

Mi pregunta para todos los musulmanes de nacimiento es: ¿creen que eso es fácil? ¿le están ofreciendo esto a los nuevos musulmanes de forma espontánea, generosa y constante?

Cuando llega un invitado a nuestras casas, somos muy cuidadosos en demostrarle nuestra cortesía, con generosidad, sin negarles nada. Nos sentimos muy orgullosos por la reputación de hospitalidad que nuestras culturas y naciones han construido. Esta maravillosa herencia parece perderse en las puertas de las mezquitas. A menudo escucho a musulmanes de nacimiento decir con orgullo: “¡Al Hamdu li-lah, Subhan Al-lah! Mira cuánta gente de nuestra religión. Esta es realmente la religión de más rápido crecimiento sobre la faz de la tierra”. Presumimos sobre esto, sin embargo, a menudo veo musulmanes que obviamente son americanos o que no pertenecen al grupo étnico mayoritario, que se quedan solos apenas con un “As-Salamu ‘alaikum”. Ellos no saben muchas cosas, cuya piedra angular es cómo establecer un estilo de vida e identidad musulmana. ¿Cómo van a conseguir ayuda para aprender a rezar, cómo y cuándo dar el Zakah, o cómo comprender el Noble Corán? ¿Con quién hablarán acerca de las reacciones de sus amistades y familiares o sus dificultades cotidianas al intentar alejarse de los hábitos y el ambiente no islámicos? ¿Qué se supone que harán esto sin establecer relaciones de Amistad con otros musulmanes que los apoyen?

No solo me refiero a los musulmanes recientemente revertidos, sino a los musulmanes que han encontrado el camino correcto habiendo recibido una educación secular y parejas que han sobrepasado la división étnica y racial y tienen un el deseo de construir una comunidad musulmana donde vivan ellos y sus hijos. Hace poco escuché a un amigo de una familia musulmana lamentarse por el hecho de que su hija (egipcia) se casaría con un iraquí, mientras que otros se burlaban sobre un argelino que se iba a casar con una bangladeshí, o el egipcio casado con la afroamericana, o el pakistaní blanco que se casó con la pakistaní oscura. Me pregunto por qué. Si alegremente primero nos identificamos como musulmanes, ¿acaso la identidad cultural y racial tiene mayor prioridad que la bondad de un alma? ¿Realmente esperamos que esos musulmanes vengan y digan “¡sé mi amigo por favor!; puedes ser mi amigo sin prejuicios”? No nos beneficiamos de nuestra experiencia de vida solo permitiendo a gente exactamente igual a nosotros entrar en nuestra esfera personal. Realmente esto es una pérdida personal, pero es una pérdida aún más grande para la comunidad musulmana que tanto decimes que nos preocupa.

Veo mezquitas que están designadas de forma no oficial como mezquitas pakistanís, mezquitas egipcias, mezquitas albanas, mezquitas yemenís, etc. Para ser justo, es la naturaleza humana que quiere identificarse y permanecer con lo que es familiar y confortable. Es también la naturaleza humana que quiere sentir que somos mejores que otras personas. Deberíamos sentirnos avergonzados, y no orgullosos, cuando no estamos dispuestos a,  concientemente, ofrecer nuestra amistad y hermandad a otros simplemente porque son diferentes a nosotros. Nos convertimos en lo que no queremos ser: hipócritas y los peores representantes de nuestra fe musulmana. Son precisamente estas acciones o negligencias las que causan que la gente no frecuente nuestras mezquitas, que se separen de la comunidad islámica, que abandonen su fe por otra, y ayuda a que se extinga la preciosa luz del Islam que apenas está comenzando a brillar en sus corazones.

Existen muchos hadices que indican el elevado lugar que ocupan los modales (Ajlaq) en el Islam. Sin embargo, ¿dónde están nuestros modales hacia los demás? Los no musulmanes, incluso con el más mínimo conocimiento sobre el Islam, nos caracterizan por nuestros buenos modales. Estas son las cosas por las que los musulmanes son reconocidos en el mundo. Ellos nos observan y dicen: “Si tu religión no te ha hecho una buena persona, ¿cómo puede ser una buena religión para nosotros?” ¿Cuál debe ser nuestra respuesta? Esta pregunta debe ser aún más apremiante cuando los musulmanes nuevos o los que han regresado al Islam la formulan.

¿El verdadero musulmán es capaz de cambiar una vez que se ha llamado su atención sobre este fenómeno? Con todo mi corazón, espero que sí. Es nuestra responsabilidad hacerlos sentir bienvenidos, de hacer sentir a todo el mundo bienvenido cuando entra a una mezquita. Incluso cuando miro alrededor veo que los prejuicios raciales y culturales están profundamente enraizados en la Ummah musulmana, y eso nos divide. Quebranta nuestro orgullo, derriba nuestro honor, y de manera consciente minimizamos la experiencia musulmana para todos nosotros. Déjame recordarte que la práctica de la división basada en el color comenzó con la colonización europea y la esclavitud que se expandió por todo el planeta, dejando a penas un país sin tocar. Inevitablemente, esto ha dado como resultado profundos prejuicios raciales y étnicos que han infectado a todas nuestras culturas y ha debilitado a nuestra gran Ummah. La unidad musulmana no podrá hacerse realidad hasta que esta conversación no se haga efectiva en nuestras mezquitas, nuestros hogares, nuestros intelectos y nuestras consciencias. Hago un llamado a todos los musulmanes a reflexionar y a acercarse a aquellos que están solos o no nos son familiares. Los mejores de ustedes se levantarán y se presentarán diciendo “mi nombre es fulano de tal, bienvenido a la mezquita”. Los mejores de ustedes dirán “me gustaría mucho que vinieras para tomar un té o para cenar o que te reúnas con nosotros en el ‘Id”. Y si encuentras a alguien que es nuevo en el Islam o está tratando de encontrar su camino de regreso, ofrécele tu ayuda tanto como puedas. Al-lah, Glorificado y Alabado sea, Recompensará tu bondad, y también te sentirás recompensado en tu corazón.

Nuestra gran Ummah está en la mira y bajo ataque de todos los lados, ¿podemos darnos el lujo de alejar a aquellos que pueden ser uno de nosotros? Para aquellos que dicen “Esto no se aplica a mí”, piensen una vez más. Al-lah, Glorificado y Alabado sea, Toma nota incluso de las cosas más pequeñas. No puedo terminar con nada mejor que las palabras del último sermón del Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam:

“Toda la humanidad viene de Adán y Eva, un árabe no es superior a un no árabe ni un no árabe es superior a un árabe; tampoco un blanco es superior a un negro ni un negro es superior a un blanco, excepto por la piedad y las buenas acciones. Sepan que todo musulmán es hermano de todo musulmán y que los musulmanes constituyen una sola hermandad. Nada que pertenezca a un musulmán puede ser concedido a otro musulmán, a menos que sea dado libre y voluntariamente. Por lo tanto, no cometan injusticias con ustedes mismos”.

Recuerda, un día comparecerás ante Al-lah y darás cuenta de tus actos.

Autoría desconocida

Una carta para ustedes mis hermanas en el Islam

As salamu aleikum wa rahmatullah wa barakatu hermanas.

En Nombre de Alah, El Misericordioso, El Compasivo

Una flor es un símbolo de amor, respeto y admiración, es un regalo cuyo
valor no tiene precio y de ella han hablado los poetas y escritores de
todas las épocas.

Los materialistas la clasifican como “una
planta” cualquiera… pero cuán diferencia hay entre una flor y una
hierba?? Hasta el ciego es capaz de distinguirlas…

La hierba está al alcance de todos…
Pisoteada por las personas, como si no existiera… poco respetada.
El aire se la lleva para un lado y para otro… humillada y despreciada.
Luego si llueve, por el agua es aplastada…
y ni al calor ni al frío muestra resistencia...
Es un alimento para los rebaños… Y ni siquiera su muerte es digna de ser contada…
Los animales nunca se la comen entera, prefieren picar de una y de otra…
Ya que la faena no requiere mucho esfuerzo, la mercancía es barata y cuantiosa…

El sufrimiento persigue, la hierba es abandonada y con el tiempo
desaparece y ni los hombres ni el aire ni la lluvia ni los rebaños se
acuerdan de ella, porque crecerán otras y la vida sigue….

La flor, No… Es diferente, totalmente diferente…
La flor exige un ambiente adecuado y una alimentación equilibrada para crecer... y pocas manos a ella pueden acceder:
El dueño, es quien la plantó, la regó, la cuidó y disfrutaba viéndola ascender..

El comprador, sabe que la mercancía no se compra con dinero y que debe ir
acompañada con mucho sentimiento, con amor y cariño.. no regatea y deja
que el amo pida el precio que quiera, y en cualquier caso va contento..
no sólo eso, se compromete a cuidarla y prestarle la mayor atención,
como bien se lo merece…

Es despedida con lágrimas y recibida con sonrisas…
Se protegió detrás de sus espinas, y ahí está el secreto, eso es lo que la diferencia de las demás plantas…
Aguantó los pinchos de las púas, la paciencia es una de sus virtudes…

Las espinas en realidad son una muralla… la hacen más firme, resistente al
frío y el calor, estable ante los vientos, y nadie osa a maltratarla…
es respetable y respetada, noble y modesta… se valora a si misma, y el
resultado es que todo el mundo la respete aún más, la admire y hable de
ella…

Vive y muere dignamente… y en realidad nunca muere..
Su olor permanece…
Su imagen embellece los cuadros de los pintores más prestigiosos…
Y escribió su nombre con letras de oro en los poemas más gloriosos…

Es el símbolo de la belleza, a pesar de que otras criaturas en la
naturaleza la superan en ello… pero ella supo proteger ese don de su
creador…
La Flor es consciente de que la belleza sin modestia pierde su valor…
Por su paciencia, dignidad, firmeza y modestia…Es considerada hermosa la flor…

La flor nunca se queja… se le ve siempre sonríendo y transmite paz a todo el mundo…

¿Has visto alguna vez una flor llorando? Has visto una flor pidiendo que se
les quiten las espinas para que se pueda tener acceso a ella o algo
parecido exigiendo? No, le sería la vida imposible sin su defensa…
porque ya no sería ella, ya no sería la misma…

La flor acepta y se conforma con lo que tiene, y eso la hace la más rica…
La flor vive feliz tanto si está en un campo, en un mercado o sobre un
escritorio… en cualquier lugar es bienvenida, está igual de valorada y
apreciada…
Y por qué tanto valor ? Simplemente porque no quiso ser una más, una cualquiera…

La flor es una reina…
Sus espinas son su corona…
La flor acepta y sigue lo que su señor le ordena…
Y perder su dignidad y honestidad es para ella una condena…
La flor es una sumisa… Sumisa a Alah, su creador y el de la naturaleza…
La flor es valiosa, preciosa, maravillosa y hermosa…

Querida Hermana!!!!
Esto no es un poema… y ojalá yo fuera poeta, para poderte expresar mis sentimientos de la forma más apropiada.
Son simplemente palabras… palabras llenas de admiración, y me salen de lo más profundo de mi corazón…

Te las dedico a ti hermana… a todas mis hermanas que atestiguan “la ilaha
ila Alah, Muhammed rasulu Alah”, y a quienes sin hacerlo, aceptan mis
consejos.
Te pido un momento de tu valioso tiempo, y un hueco en tu corazón donde mi mensaje pueda hallar descanso.

He oído y leído mucho de sus tramas, sus flechas van dirigidas hacia ti
querida hermana, y en la medida de mis posibilidades te quiero
proteger, lo hago siempre con mi duáa y hoy he pensado en trasmitírtelo
por aquí, son los enemigos del islam, de la verdad y de la virtud, son
enemigos de la humanidad.
No puedo ocultar mi preocupación por ti,
me da miedo que algún día sus dulces voces te engañen y sus lemas
satánicos se apoderen de ti.

Su objetivo se ha quedado al
descubierto, quieren quitarte ese vestido de honor y honestidad con el
que Alah te ha cubierto, saben muy bien lo valiosa que eres para
nuestra Ummah y han elegido tu camino para atacarla… No te subestimes!!

Lo hacen de diversas formas… A veces se hacen pasar por tus
defensores y luchadores por tus derechos, te quieren hacer creer que
las leyes de tu creador te infravaloran y te maltratan, y su intención
en el fondo es quitarte esa corona que llevas puesta, sí sí, ese hiyab
que tú menosprecias y consideras un trozo de tela sin más, ellos saben
que esa es la muralla de esta Ummah, que si logran que ese “pañuelo”
desaparezca, habrían acabado con toda una civilización, ellos saben muy
bien lo que hacen y estudian cada paso antes de darlo.
Díme tú una cosa: Sabes por qué te pide Alah que lleves el hiyab? Por qué?
Será porque te odia? Te quiere ver torturándote? Te quiere humillar?

Es absurdo e irracional pensar eso, Alah te demuestra con sus dones
innumerables lo mucho que te quiere y a través de sus criaturas te hace
ver su absoluto poder y sabiduría infinita, no le beneficia ni le
perjudica que tú le adores, pero a ti sí que te favorece seguir sus
normas y te daña mucho que no lo hagas.



Autoría desconocida
 
-FUENTE:
http://nadylla-miamorporelislam.blogspot.com/

Palabras para mi hermana musulmana



Mi querida hermana,

Conoce que eres la hermana de un hombre y la mitad de la humanidad. Tú eres una madre, esposa, hija, hermana, tía, nieta o abuela. El Profeta dijo, que traducido significa, que las mujeres son, de hecho, las compañeras de los hombres. (Abu Dawud). Eres un miembro de la gran nación del Islam, la mejor nación jamás producida por la humanidad. Ninguna otra nación en la tierra tiene más grandes hombres, líderes y conquistadores que esta nación. Es la nación de la guía y la religión recta, que conduce a la justicia y la verdad. Transforma a la gente de adoradores de esclavos a adoradores del Señor de los esclavos, de las presiones de la vida a los placeres de la próxima vida, y de la injusticia de otras religiones a la justicia del Islam.

Tus antepasados, grandes mujeres del Islam, fueron una de las principales razones para que esta gran nación tome este gran lugar entre todas las naciones. Allah, Quien concede el Islam a esta nación, da un alto lugar a las mujeres musulmanas, y decretó que ellas compartan las responsabilidades de imponernos la verdad, prohibiendo el mal y alzar la bandera del Islam. Él dijo, que traducido significa, los Creyentes, hombres y mujeres, son leales unos con otros, ordenan la justicia y prohiben el mal, ofrecen sus oraciones perfectamente y dan el Zakat, y obedecen a Allah y a Su Mensajero. Allah dejará Su Misericordia sobre ellas. Con seguridad Allah es Todo Poderoso, Sabio. (Surah 9:71).

Allah ha dado a las mujeres musulmanas que ellas puedan BARE de órdenes y funciones. Él es el Dios que conoce Su creación, ¿no debería saber Él lo que ha creado?. Y Él es el Más Amable, el Bien Informado (de todo). (Surah 67:14).

Mi querida hermana, estás llamada hoy para convertirte verdaderamente en un miembro activo de la nación musulmana, esforzándote por establecer la victoria con la Palabra de Allah, poniendo en práctica el Corán y ayudando a construir la generación de la Fe.

¿Qué quieren tus enemigos de ti?

Hay quienes quieren distraerte de hacer tu deber. Quieren distraerte de cumplir con tu noble obligación, es decir, defender la religión de Allah y alzar Su Palabra. Esos enemigos utilizan muchos métodos:

Primero: Te distraen de lo que Allah creó para que llevaras a cabo la adoración, creencia y Dawah (propagar el Islam). Usan esta vida diaria como su BATE: joyerías, modas que se originan en los países no musulmanes, nuevos modelos todo el tiempo, deseos planteados, hambre que nunca puede ser satisfecho, los placeres y la competencia por ellos y caminos interminables de alegría. Allah no nos creó para esto. Gratificarse en estos asuntos está normalmente acompañado de la pérdida de tiempo y dinero, y encender la enemistad y competencia entre el rico y el pobre.

Segundo: Ellos encienden la enemistad entre tú y el hombre. Para esos pecadores, tú eres una hija que está por debajo, una madre humillada, una esposa abusada y una hermana oprimida. Los hombres son siempre injustos, hipócritas, dictadores, libres preventores y supresores, de acuerdo con ellos. Hay una guerra fabricada por aquellos que son malos y están comenzándolo con la única razón de dirigirte en rebeldía contra tu padre, ser arrogante con tu hermano y desobediente con tu esposo. Ellos no llaman a la justicia, misericordia y unidad. Ellos llaman al odio, a la arrogancia y la destrucción.

Tercero: Ellos no se detienen en su llamada para que te rebeles contra tus padres, hermanos y esposos, es más, ellos conspiran contra el Islam. Te llaman a rebelarte contra las obligaciones del Islam y los decretos del Rey Omnisciente. El Islam, para ellos, es injusto, y las leyes islámicas son imperfectas y restrictivas. Ellos te llaman, día y noche, a rebelarte e insistir en la desobediencia de esta religión. Ellos intentan sacarte de tu religión. Intentan sacarte del confort y seguridad de una paternidad generosa, un feliz matrimonio y una buena relación de hermandad.

Esos demonios representan la piedad y el honor como cadenas de libertad. Para ellos, el Hijab no cubre la cabeza, sino que también cubre la mente; la oración, el ayuno y el Zakat son una pérdida de tiempo y esfuerzo; y la obediencia a los esposos son una esclavitud y un regreso a la edad de piedra. Distorsionan todos los hechos y cambian todas las verdades, todo para servir a sus actos malvados.

Querida hermana,

Los objetivos que tus enemigos y los enemigos de tu religión están tratando de lograr son bien conocidos. Ellos quieren que tú estés disponible para que ellos umplan sus malos deseos siempre que lo deseen. Ellos quieren que seas una amante que no tiene honor. Ellos quieren que te encuentres en todas partes, en las carreteras y los lugares de pecado, sin honor, ni religión ni buenas costumbres. Ellos buscan para ti solamente lo que ellos quieren que hagas. El mundo occidental ha pasado por todo esto. Las mujeres de Occidente son una parte de la sociedad que se enfrentan a la injusticia y el deshonor. Se esfuerzan por agradar a los hombres que mantienen el cambio de socios y buscan placeres pero sin responsabilidad y sin consideración de las malas consecuencias de sus acciones pecaminosas.

Oh hermana musulmana, lee y conoce sobre esas mujeres que descartan la timidez y el honor y que siguieron sus deseos, ¿cuál fue el resultado de sus acciones?. ¿Era su fin honorable y deseable o era un fin vergonzoso y odioso?.

Consejo para mi Hermana en el Islam

Sé orgullosa de tu religión y la religión de tus antepasados. Sé un buen ejemplo para tus hijos e hijas y sincera en tu pertenencia a esta poderosa nación. Has de saber que el honor es un honor para toda la gente sabia, y que el adulterio es deshonorable para todas las naciones, incluso si algunos lo llaman libertad. Has de saber que el adulterio es también hecho con los ojos, por ver, con los oídos, por escuchar, y con la boca, por los besos, como fue mencionado en un Hadiz relatado por el Imam Muslim. Tu felicidad está en ser una obediente y creyente hija, una esposa leal y generosa, y una madre piadosa y misericordiosa. Has de saber que la oración es la piedra angular del Islam. Ayunar un día, por la gracia de Allah, aleja tu rostro por veinte años del Infierno, como el Hadiz, relatado por Al-Bujari y Muslim establece. La caridad es una causa mayor para ganar el perdón y para que el arrepentimiento sea aceptado. Esas mujeres que muestran partes de sus cuerpos a los hombres, no entrarán en el Paraíso ni olerán su fragancia, y serán malditas, como en el Hadiz relatado por el Imam Muslim. El Hijab es un honor y una protección para ti. El Hijab debe ser modesto en su color y no exótico, ancho y grueso y no transparente, diferente de la vestimenta de las mujeres no musulmanas ni de sus hombres.

Mi querida hermana,

Estas son palabras desde el corazón. Estas son palabras de bien y de consejo sincero. Cuidado con los partidarios de Shaytán que quiere llevarte por el mal camino. Sé una sierva de Allah, justa y descendiente de las mujeres justas y que conocen su papel en la construcción de esta gran nación. Cumple con tu deber y no seas una causa de destrucción. Sé una hacedora de una generación justa que llevará a la humanidad, de nuevo, a lo que es correcto y apropiado, a la gran religión del Islam.


Autoría desconocida

-Fuente: http://www.usc.edu/dept/MSA/

Traducido del Inglés por: UmmuAbdulKarim Al Isbaniya

octubre 12, 2011

Carta para mis hermanas en el Islam, tanto casadas y solteras

Bismillahi ar rahmani ar rahim
Assalamu alaikum wa rahmatu Allahi wa barakatu
Para ti mi hermana en el Islam con mucho amor por la causa de Allah


Muchas mujeres musulmanas, de todas partes del mundo, tanto las que han sido criadas siempre como musulmanas como las que hemos abrazado el Islam posteriormente enfrentan hoy en día una situación que tienden a desalentarlas a momentos, me refiero específicamente a encontrar un buen esposo musulmán con quien casarse y completar la mitad de su fe.
El sentimiento de querer tener a ese alguien en quien encontrar compañía, apoyo, amor y sobre todo fe, es algo natural en todo ser humano, así ha sido desde la creación de Adam (la paz sea con él):
Ibn Abbas y un grupo de compañeros del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) narraron que cuando Iblis fue sacado del Paraíso y Adam (la paz sea con él) fue acomodado allí, Adam se sintió solo en el Paraíso y no tenía una compañía de la cual obtuviera tranquilidad.  Él durmió por un tiempo y cuando despertó, vio a una mujer que Allah creó de sus costillas.  Así que él le preguntó: “¿Quién eres tú?” Ella respondió: “Una mujer”  Él preguntó: ¿Para qué has sido creada?” Ella dijo: “Para que tu pudieras encontrar tranquilidad en mí.” 
(Tomado del libro Historias de los Profetas de Ibn Kathir)
Hoy en día, muchas musulmanas solteras, sienten algo muy similar a lo que sintiera Adam (la paz sea con él) hace tanto tiempo atrás, se sienten solas y quisieran tener a ese alguien en quien poder encontrar tranquilidad.  Esta situación es más común en aquellas musulmanas que practican el Islam en países donde los musulmanes somos aún una minoría y enfrentan casi a diario obstáculos y dificultades por parte de sus familias no musulmanas, de sus amistades no musulmanas, de toda la sociedad no musulmana en la que se desenvuelven.
¿Cuántas hermanas sienten dificultad de rezar en su propio hogar porque viven con su familia no musulmana quienes están totalmente en contra de su fe? ¿Cuántas hermanas son ridiculizadas o discriminadas por sus propias familias o amistades por tratar de usar el hijab y vestirse modestamente? ¿Cuántas hermanas son constantemente culpadas por noticias negativas de cosas que pasan en países de mayoría musulmana aunque ellas no tienen nada que ver con eso?¿Cuántas hermanas no pueden conseguir acceso a carne halal y deben conformarse con verduras y mariscos? ¿Cuántas hermanas se ven en la difícil encrucijada de decidir si ponerse o no el hijab cuando van a buscar trabajo porque tienen que mantenerse a ellas mismas y en ocasiones también a sus familias? Y así puedo seguir exponiendo más ejemplos de todas las situaciones que deben sobrellevar las nuevas musulmanas en países o sociedades no islámicas, en especial cuando son solteras.
De acuerdo a un reporte auténtico “La más grande recompensa proviene de las más grandes pruebas. Cuando Allah ama a alguien, lo prueba, y quien acepte gana su complacencia, y quien se enoje con su designio, gana su enojo”.
(Narrado por at-Tirmidhi, 2396; Ibn Máyah, 4031; clasificado como auténtico por el shéij al-Albani)
Es difícil hermanas, las pruebas son fuertes, en especial cuando somos las únicas musulmanas en nuestras familias, es entendible que sientas que todo sería más sencillo si estuvieras casada con un musulmán piadoso.  Sin embargo, ánimo hermana, alhamdulillah (Gracias a Allah) por todo y vamos a pensar en lo siguiente.
-Sí, es verdad, has abrazado el Islam y te has comprometido a practicarlo en una sociedad en la que los musulmanes aún son pocos en números, sin embargo alhamdulillah, mira que a pesar de que el Islam casi no se conozca en tu país, tú has sido bendecida con la guía de Allah en una sociedad en la que hubiera parecido imposible llegar a conocer el camino recto.
-Sí, es verdad, ser la primera musulmana en tu familia, en especial mientras aún vives con ellos es algo complicado, ellos al principio no lo toman nada bien, no lo entienden y a como de lugar quieren sacarte de ellos, no te apoyan, no te respetan, hasta te hacen sentir culpable diciendo que has rechazado lo que ellos te han enseñado e inculcado, sin embargo, alhamdulillah, aunque en un principio es difícil, con el tiempo al ver tu firmeza en tu creencia te empezarán a respetar poco a poco inshaallah (si Allah quiere) y tienes la bendición de ser la persona que está llevando el mensaje del Islam a tu hogar, aunque no te dejen decirles ni una palabra sobre el Islam, el simple hecho de ver tu correcto comportamiento es una forma de mostrarles el verdadero Islam y con el tiempo y la guía de Allah ellos logren también abrazar esta religión y forma de vida como suya.  No te rindas, pide día a día a Allah que los guíe también y recuérdate ser el mejor ejemplo de musulmana que puedas ser para ellos mientras tanto.
-Sí es verdad, es difícil usar el hijab, encontrar trabajo con hijab, comer carne halal, soportar las burlas y críticas a nuestra religión y forma de vida, sin embargo, alhamdulillah, recuerda que estas pruebas son solo una muestra del amor de Allah y que mientras más grande la prueba, más fuerte se hará tu fe y así mismo inshaallah más grande será la recompensa, recuerda también que después de la dificultad viene la facilidad, recuerda que como creyentes debemos agradecer a Allah por lo bueno y por lo malo, pues aunque no lo veamos en seguida, Allah siempre sabe mejor, recuerda que Allah no impone a nadie más allá de lo que podamos soportar, recuerda que el Islam es fácil, que el Islam es equilibrio, recuerda que has abrazado el Islam como tu religión y forma de vida, por la convicción que Allah ha puesto en tu mente y corazón, que estás en el camino recto, que no debes tener temor de practicar lo que es correcto aunque esto desagrade a la gente, ciertamente a quien debemos agradar es a Allah, no a la gente, esa gente que te critica no te acompañará o apoyará en el Día de la Rendición de Cuentas ante Allah para justificar por qué no hicimos tal o cual cosa, recuerda que aunque este mundo nos vea como perdedores, ante Allah seremos triunfadores si nos aferramos a creer y hacer lo que a Él le agrada, recuerda que no eres la única que pasa estas dificultades, que también hay otras musulmanas solteras y casadas que también viven estos obstáculos y que Alhamdulillah los han logrado vencer, he escuchado y visto con mis ojos historias de hermanas que a pesar de la oposición de su familia, llevan su hijab, practican sus 5 salats, comen halal, incluso que han sido aceptadas en sus trabajos con su hijab, subhanallah (Glorificado sea Allah), es difícil pero no imposible, pide constantemente a Allah facilidad, pídela constantemente, si sientes que no puedes más, llora en tu súplica ante Allah y pídele a Él con tu corazón que fortalezca tu fe, que te ayude a complacerlo, que te ayude a practicar el Islam a pesar de todo, confiésale sinceramente en tu súplica cuánto te duele no poder usar el hijab, no encontrar trabajo con hijab, no ser aceptada por tu familia y seres queridos, confiésale todo esto, igualmente agradécele por todo esto y pídele mucha fortaleza y apoyo, no desesperes hermana, no estás sola, piensas que lo estás porque tal vez no ves con tus ojos a todas las demás hermanas que pasamos o hemos pasado estas situaciones, pero a pesar de que no nos veas con tus ojos ahí y que no podamos físicamente darte un abrazo, recuerda que estamos, que existimos, que también pedimos a Allah facilidad ante estas dificultades, y que también pedimos a Allah por ti, no solo por nosotras mismas, sino por toda la ummah (comunidad) de musulmanes que tienen que sobrellevar estas y demás pruebas.   No estás sola, ciertamente Allah ve tu corazón, tus intenciones y tus esfuerzos, nada de lo que haces por la causa de Allah es en vano, todo esfuerzo por pequeño que sea es valioso, sigue adelante, no te desanimes, la mejor arma del creyente es la dua (súplica) y Allah es tu mejor Protector.
Ahora bien, dejando establecido hermana que no estás sola a pesar de las dificultades y agradeciendo a Allah por todo, regresemos al tema del esposo, sé que muchas hermanas tienden en momentos a desanimarse por el hecho de no haber aún completado la mitad de su fe con un esposo musulmán piadoso, sé que es difícil también tratándose de vivir en sociedades de minoría islámica, las opciones son aún menores, no basta solamente con que sea un “musulmán” de nombre, sino un musulmán íntegro, de fe y acciones,  un musulmán que te apoye en tu práctica del Islam, que te anime a seguir adelante en este camino a pesar de los obstáculos que tengan que sobrellevar.  Pasa el tiempo, en ocasiones varios años, y muchas hermanas empiezan a preguntarse si será o no que en algún momento lograrán completar la mitad de su fe con el musulmán correcto. 
Mi consejo para ellas es primero no se desanimen, no pierdan la esperanza, no podemos saber cuándo, no podemos saber exactamente cómo, pero sí podemos confiar en que después de la dificultad viene la facilidad, todas estos inconvenientes con los que tienen que lidiar no serán eternos, Allah nos ha indicado que los creyentes no desesperan, confiemos en Allah, pídele diariamente que te asigne como esposo a un musulmán piadoso y de buen carácter, que te complemente, que complete tu fe, que te ame por la causa de Allah y que te apoye en tener un mayor conocimiento y mayor práctica del Islam y a la vez tú también seas ese apoyo para él, para que juntos inshaallah logren acercarse más a Allah y lograr, con la misericordia de Allah, llegar juntos hasta el Paraíso.   La intención del matrimonio debe ser complacer a Allah y aunque no sepas aún con quién será ni cuándo ni cómo, pon esto en manos de Allah y cuando Él considere mejor llegará el momento de que finalmente esto se dé, y entonces recuerda consultarle por la mejor decisión a través del salat istikhara (la oración de la consulta).
Mientras tanto no hay tiempo que perder, trabaja mucho de tu parte en fortalecer tu propio iman (fe), sigue adelante, no te desanimes, es verdad que tener a ese esposo musulmán en quien apoyarte, tener su compañía y completar la mitad de tu fe con él ayuda mucho a practicar aún más el Islam pues tienes ese apoyo, sin embargo el que no lo tengas aún no significa que no puedes ser la mejor musulmana que puedas ser, poniendo tu intención y tu mejor esfuerzo en la medida de tus capacidades para serlo por la causa de Allah.  No debemos tampoco poner como excusa que no hacemos tal o cual cosa porque no estamos casadas, a veces decimos: “ah, para ella es fácil ponerse hijab porque vive en su propia casa con su esposo musulmán” , o “ah, para ella es fácil mantener su hijab porque su esposo la mantiene y ella no tiene necesidad de buscar trabajo", etc., esto no es excusa pues alhamdulillah hay hermanas que sin estar casadas logran hacer estas y otras cosas y también hay casadas que no logran hacerlas porque lastimosamente se casan con hombres “musulmanes” que realmente no las apoyan en su práctica del Islam. 
No busquemos excusarnos con justificaciones externas, es verdad que es difícil, para unas más que para otras, recuerda que esto es un proceso, poco a poco vamos incrementando nuestro conocimiento del Islam y aplicándolo, hay casos y casos, situaciones y situaciones, pero no te rindas, no te desanimes y sobre todo, no desesperes hermana.  
Pido a Allah que nos facilite el conocimiento y la práctica del Islam y nos mantenga siempre firmes en el camino recto, a todas y a cada una de nosotras, tanto a las solteras como a las casadas, tanto a las que siempre han sido criadas como musulmanas como a las que abrazamos el Islam posteriormente, tanto a las que viven en sociedades de mayoría musulmana como las que viven en sociedades de minoría musulmana….Amin

Los errores son míos, los aciertos son de Allah.
Un abrazo a la distancia.
De su hermana, Asiya Fátima

P.D. Esta es una carta de aliento, no pretende juzgar ni condenar a nadie, solamente alentarnos a todas :)